Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza
Nuestros desafíos en la búsqueda de una sociedad más justa, con igualdad de género

Las coordinadoras de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza son voluntarias que combinan sus actividades profesionales y familiares, con su labor impulsora del diálogo entre Estado y sociedad civil en sus regiones. Su liderazgo es clave para mantener en agenda los temas prioritarios en sus regiones y la participación de las organizaciones que hacen posible los acuerdos que salen de la MCLCP. 

Noemi Yatto Becerra, coordinadora regional de la MCLCP Tacna

"Para mí el Día de la Mujer significa reivindicar los derechos a la igualdad de las mujeres en diferentes aspectos y roles, los cuales le han sido restringidos a lo largo de la historia".  "Nuestro desafío es que la Mesa de Concertación continúe en el fortalecimiento de la participación de la mujer, a través de los espacios en los que le toca participar en relación al ejercicio a la equidad de género, conducente al bien común y finalmente el logro de la felicidad. Que los hombres en la Mesa estén comprometidos y pongan en práctica la igualdad de derechos con las mujeres”.  


Hiliana Uribe Mendoza, coordinadora regional de la MCLCP Puno

“Esta fecha es un reconocimiento a la mujer, por su participación activa en la búsqueda de soluciones a las diferentes problemáticas que se presentan como la violencia de género, el hostigamiento, la falta de oportunidades, las desigualdades existentes en todas sus formas, el feminicidio, la pobreza, entre otros”.

“La realidad que tenemos es, que a fuerza de la lucha de las mujeres desde los diferentes espacios donde nos desarrollamos, se promueve la dación de normas en favor de la mujer, para la equidad de género, la eliminación de la violencia, la conformación de comisiones técnicas para trabajar en ello, sustentadas por las diferentes instituciones e instancias que trabajamos el tema, se ha logrado leyes y otros dispositivos legales tanto en el nivel nacional como en el nivel regional, que finalmente no funcionan; porque quienes tienen que darle la operatividad y los recursos para que estos dispositivos legales surtan los efectos para los cuales fueron promulgados no entienden el tema de género, equidad, igualdad; lamentablemente en una sociedad machista como la nuestra, donde los varones que por la propia naturaleza de su formación no entienden o no quieren entender las razones por las cuales es necesario e importante trabajar estas temáticas”.

Miriam Quiñones Hermosa, coordinadora regional de la MCLCP Arequipa 

“Gracias a mujeres que se atrevieron a luchar para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres, es que a principios del siglo pasado hubo un punto de inflexión en la historia de los derechos de la mujer, donde se empezó a reconocer algunos de ellos, como es el sufragio, mejores condiciones laborales, acceso a la educación o a la universidad. Derechos que hoy nosotras podemos gozar y que algunas veces olvidamos que recién se consiguieron hace menos de un siglo. Ello inspira a que la tarea pendiente es responsabilidad de nuestra generación”.

“La tarea pendiente es en el espacio privado, al interior de la casa, en eso me refiero a los derechos sexuales y reproductivos, o a la no violencia en todas sus formas. En nuestra realidad y como Mesa, ese es el principal desafío: prevención de la violencia en las mujeres de todas las edades”. 


Carmen Arévalo Salas, coordinadora regional de la MCLCP Loreto

“Tenemos que evaluar los avances de los diferentes espacios conquistados con luchas, muertes y protestas por la reivindicación de la mujer como sujeto de derechos en una sociedad donde impera la cultura machista, para ello es necesario conocer cuánto se avanzó en derechos fundamentales de la mujer que por siglos no han sido restituidos, cómo se vienen implementado las políticas públicas que promueven la igualdad de género y de oportunidades, cuánto se avanzó en la participación de la mujer en espacios políticos y electorales, así como el porcentaje de acceso a cargos públicos o laborales con salarios igualitarios al del varón. En este escenario no se desvincula la mujer rural y más aún si es indígena (amazónica), encontrándose en la actualidad en una situación de desventaja”.  

"Los principales desafíos se encuentran en el marco del ejercicio pleno de derechos fundamentales como la implementación de políticas públicas educativas con enfoque de género, que de énfasis al acceso de niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres a una educación de calidad con pertinencia cultural. Cerrar las brechas de acceso a la salud con un servicio de calidad y pertinencia cultural para reducir de forma efectiva la anemia, embarazo en adolescentes, mortalidad materna, así como acceso oportuno de dosis contra el VPH para reducir los altos porcentajes de casos de mujeres con cáncer de cuello uterino. Que el estereotipo de la mujer selvática termine por erradicarse de la cultura machista peruana, porque esta simple percepción contribuye e influye en la explotación y comercio sexual de niñas, adolescentes y jóvenes mujeres, lo cual determina el incremento de víctimas trata de personas. En este contexto las instituciones que brindan el servicio de denuncia, sanción, protección y recuperación de la mujer maltratada y/o violentada sea oportuna y tenga celeridad en los procesos con sanciones ejemplares, condiciones que pueden contribuir a reducir también los casos de feminicidios”. 

Edith Palacios Mallqui, coordinadora regional de la MCLCP Ucayali

“Significa el reconocimiento justo e imparcial con igualdad de género sin discriminación alguna como ser humano amparado por las leyes. El principal desafío es alcanzar el empoderamiento de sus derechos, para una vida digna, por un lado estaría la igualdad de oportunidades existente, mayor participación en la contienda electoral con repartición de cifras del escaño electoral de 50 a 50 %, en la distribución igualitaria, que el Estado garantice, que los recursos asignados sean de manera simétrica, que las niñas y niños tenga el mismo acceso a los servicios, como señala la Constitución sobre los derechos, estos son iguales”.

Nora Nieto Penadillo, coordinadora regional de la MCLCP San Martín

“El día de la mujer significa también una oportunidad para visibilizar el gran valor que tiene la mujer en la sociedad y su lucha para que se reconozcan sus derechos".

"El principal desafío radica en que cada mujer entendamos que la lucha por la igualdad de género no depende de otras personas sino de cada una de nosotras y esto involucra nuestra superación para ir cerrando las brechas salariales y de dependencia, hay que mejorar nuestra autoestima. Hay que trabajar en la formación en igualdad entre varones y mujeres ya sea en el hogar y las escuelas”.

Anne Centurión Chávez, coordinadora regional de MCLCP Cajamarca   

"El Día Internacional de la Mujer es una oportunidad para reflexionar y difundir la urgencia de incidir acerca del sistema patriarcal que históricamente reproduce la desigualdad entre varones y mujeres. Al ser ser una construcción socio cultural es posible de ser cambiado; es por ello que las Convenciones Internacionales, la normatividad peruana vigente, la sociedad civil e instituciones cada vez se pronuncian en defensa de los derechos de las mujeres, promueven y exigen el cambio de roles, actitudes, valoración y comportamientos de varones y mujeres para alcanzar la igualdad de género; a fin de lograr familias saludables y un país con desarrollo".   "Nuestro desafío es trabajar de forma sistemática y persistente, contenidos que promuevan el cambio de concepciones machistas, de roles, actitudes y comportamientos, presentar la realidad de las desigualdades de género de acuerdo al género, a la edad y al territorio. A partir de diagnósticos someros, realizar reportajes positivos de cambios alcanzados; en experiencias del país utilizando los medios de comunicación Masivo, por ejemplo hacer un concurso sobre el tratamiento de la problemática de género a nivel nacional y difundir los logros positivos mediante La Voz de mi Comunidad".  

Mercedes Eusevio de Saavedra, coordinadora regional de la MCLCP La Libertad  

"A pesar de los años que han transcurrido las grandes brechas de desigualdad entre hombres y mujeres se mantienen en los derechos laborales, económicos, políticos, culturales y civiles; mantener en la agenda pública que se requieren para eliminar toda forma de discriminación contra la mujer".

"En el espacio Mesa se busca generar el diálogo y la concertación entre hombres y mujeres, los cuales, representan a diferentes organizaciones e instituciones para que hagan suyas las políticas públicas en favor de la mujer. Además, lograr que el enfoque de género sea reconocido en nuestro espacio así como en las instituciones que son parte de nuestro trabajo.  Otro desafío prioritario es realizar seguimiento concertado al cumplimiento del Acuerdo de Gobernabilidad sobre violencia de género a mujeres, niños, niñas y adolescentes. Para esto es necesario mantener un constante acercamiento entre Estado y Sociedad Civil logrando que se cumplan y fortalezcan sus capacidades con enfoque en el desarrollo de la región. Finalmente, es importante mantener una reflexión continua sobre el problema de los feminicidios en nuestra cultura peruana".  


Hna. María Lourdes Pérez Torrecilla, coordinadora regional de la MCLCP Madre de Dios

"Este día significa hacer memoria de hechos, acontecimientos y mujeres que marcaron la historia empujando en ella procesos de cambio de paradigmas, comportamientos y cultura. Como falta mucho por hacer…este día significa seguir empujando el proceso hasta llegar al horizonte hacia el cual ya estamos caminando".

"Debemos hacer de este tema algo transversal que empodere al sector femenino, en el discurso, en los equipos, en los Comités Ejecutivos y en las acciones de incidencia. Fortalecer la articulación con los sectores focalizados en este tema". 


Carolina Caqui Calixto, coordinadora regional de la MCLCP Pasco

"Es un día de reconocimiento a los esfuerzos denodados que han y vienen protagonizando diversas mujeres a lo largo de la historia en harás de construir una sociedad igualitaria donde hombres y mujeres tengamos los mismos derechos y oportunidades, significa ademas tomar conciencia sobre el largo camino que todavía queda para garantizar esos derechos, en mi región aún seguimos enfrentando elevadas tazas de violencia donde 7 de cada 10 mujeres ha sufrido violencia, la cifra de embarazo en adolescentes es preocupante, la participación política de la mujer en el último proceso electoral no ha sido favorable, las brechas se amplían en las comunidades rurales e indígenas, ser mujer en esta sociedad machista es estar en desventaja social, cultural, política pero también es una oportunidad para demostrar lo capaces que podemos ser y que no hay imposibles que cada avance logrado ha costado, aún queda un largo trecho, día de la mujer, día de reflexión y compromiso". 

"Nuestro desafío es considerar como prioridad propuestas en torno a la reducción de las brechas de género, con enfoque transversal, participativo buscando el bien común de todos y todas. En el seguimiento concertado priorizar los indicadores de las brechas de género y alcanzar las alertas y recomendaciones oportunamente".  

Franny Silvera Malpartida, coordinadora regional de la MCLCP Huancavelica

"El 8 de marzo significa para todas las mujeres el reconocimiento al aporte en el desarrollo de los hogares y la sociedad, que a pesar del esfuerzo desplegado aún persisten las diferencias. Significa también reflexión desde nuestras autoridades, ¿Qué se está haciendo para conseguir la igual de oportunidades? y para nosotras la necesidad de fortalecer nuestra participación y hacer escuchar nuestra voz".

"Desde la Mesa el desafío es conseguir la atención a las prioridades de las mujeres a través de la implementación de políticas, que cada vez cierren brechas en discriminación y violencia, fortalecer la participación de las mujeres organizadas en los distintos espacios de participación; siendo esta propositiva para la búsqueda de la superación de la pobreza y pobreza extrema de nuestra población". 


Gloria Falconí Zapata, coordinadora regional de la MCLCP Ayacucho - Vicegobernadora del Gobierno Regional de Ayacucho 

"Hombres y mujeres debemos reflexionar sobre la problemática de desigualdad de género. Actualmente vivimos en desigualdad de derechos y de acceso a servicios públicos como es la educación y la salud. Y estas desigualdades se acrecientan entre la zona urbano y rural, siendo las de zona rural las que llevan la peor parte.  Necesitamos que en la política pública se cumpla la Ley de igualdad de Oportunidades, para garantizar los derechos de igualdad, dignidad, libre desarrollo, bienestar y autonomía, y que en especial impida la discriminación que enfrentan las mujeres por diversas razones". 

"Como Mesa el principal desafío es hacer que la Agenda de la Mujer Ayacuchana, que es parte del Acuerdo de Gobernabilidad 2019 -2022, ratificado por la Actual Autoridad Regional, se implemente para alcanzar las metas propuestas de cada problemática plateada. Este documento que fue construido de manera participativa y descentralizada en la región con representantes de organizaciones de mujeres de las diversas provincias y lideresas de representación comunal, prioriza seis (06) metas para revertir la actual situación de la Mujer: Cero Muertes maternas, erradicar la violencia contra las mujeres, reducir el embarazo en adolescentes, incrementar la cuota de mujeres en la función pública, incrementar la ocupación formal de la fuerza laboral de las mujeres y que se garantice el acceso a recursos naturales, tierra y agua en iguales condiciones que los hombres. Desde la Mesa se debe impulsar de la mano con nuestros representantes parlamentarios, la Ley de la Paridad y/o Alternancia, a fin que más mujeres tengan la oportunidad ejercer su autonomía política, que garantice el ejercicio de su derecho a elegir y ser elegidas, a la fechas tenemos muy pocas autoridades. Hago un llamado a todos los operadores de justicia de la región, a fin que sean más efectivos en la lucha contra la violencia a las mujeres, es necesario que sean más eficientes en las medidas de protección que dictan a fin de no tengamos más casos de feminicidios, pero también necesitamos, que los gobiernos locales se involucren de manera decidida en esta lucha, haciendo que el personal de seguridad ciudadana, se involucren y no permita casos de violencia.  En general es un llamado a toda la comunidad, desde las familias, el barrio, las escuelas, a que adoptemos conductas saludables para una vida libre de violencia".